Preparación ante Huracanes

 

Preparación para emergencias luego del Huracán María - AM vs PM

El 20 de septiembre del 2017, el huracán María azotó nuestra isla con ráfagas de hasta 200 millas. De ese momento en adelante, nuestras conversaciones a menudo se refieren a la época AM o PM.

AM – Antes de María

Antes del huracán María hacíamos unos preparativos para emergencias que ahora podríamos considerar “light” pensando que con tres días de suministros estábamos listos para enfrentar un huracán u otra situación similar.

PM – Pasado María

Luego de sufrir los estragos causados por María, nos hemos dado cuenta que esos preparativos para emergencias se tienen que modificar drásticamente para estar listos para esta nueva temporada de huracanes. Aprendimos que tenemos que tomar acciones previas más “heavy” para poder afrontar una emergencia sin contar con el apoyo externo de inmediato. La idea que vendría ayuda en poco tiempo en una catástrofe mayor resulto ser un mito.

Aquí algunas de las lecciones PM:

Electricidad: Jamás pensamos que estaríamos tanto tiempo sin el servicio eléctrico.

Lección y acción: Planificar hasta donde sea posible adquirir un generador, contratar un perito electricista para que se conecte correctamente y aprender a utilizarlo de forma segura.

Baterías: ¡Vimos como escasearon esas baterías C y D para las linternas, radios, etc.!

Lección y acción: Almacenar más baterías y asegurarse que estén “frescas”.

Dinero en efectivo: Sabíamos que era necesario tener un poco de dinero en efectivo a la mano, pero nunca pensamos que sería tan complicado tener acceso a las ATM o los bancos.

Lección y acción: Planificar tener más dinero en efectivo y en billetes pequeños.

Comunicación: Vivimos la angustia de no podernos comunicar con familiares ya sea por teléfono, celular y hasta por carreteras.

Lección y acción: Tener una persona fuera de la isla previamente designada a quien se pueda llamar (cuando se logra la conexión) para que sirva de punto de contacto entre aquellos que están en la isla y con los que están fuera.

Vecinos: Aprendimos que nuestra primera línea de ayuda mutua es el vecino. Aquel que nos dio la mano para mover el árbol caído o nos regaló la botellita de agua o la bolsa de hielo. Aquellos que se sentaron afuera en las noches oscuras y de calor para conversar un rato.

Lección y acción: Conozca sus vecinos. Sepa quiénes son los que pueden ayudar y quiénes son los que puedan necesitar de ayuda.

Agua, Comida, Gasolina: Nunca olvidaremos las largas filas para adquirir estos suministros tan esenciales.

Lección y acción: Planifica tener por lo menos diez días de abasto de agua y comida. Mantener el tanque de gasolina del carro lleno. Tener suficientes recipientes adecuados para transportar gasolina para el generador.

Quizás de las lecciones PM más importantes es estar más preparados que AM y mantenernos atentos a la información suministrada por organizaciones y entidades oficiales en esta temporada de huracanes que apenas comienza.

Accede la Guía de Preparación de Emergencias de AARP

Recursos prácticos

AARP Member Card

¡ÚNETE A AARP HOY!

Únete por solo $16 al año

  • AARP lucha por tus derechos y por los beneficios que te has ganado, como el Seguro Social y Medicare
  • Información, recursos y publicaciones gratuitas
  • Acceso a planes de salud y seguros
  • Ahorros diarios para ti y tu familia
Únete ahora