Explotación Financiera

 

Cuando nos toca cuidar las finanzas de nuestros familiares mayores

Cuando éramos niños nuestra familia nos mantenía seguros. Por eso, ahora que somos grandes los roles se invierten y es nuestra responsabilidad cuidar nuestros seres queridos y protegerlos de cualquier persona que trate de aprovecharse de ellos.

Cuando nos enfrentamos con la responsabilidad de cuidar a nuestros familiares muchas veces tomamos decisiones con las mejores intenciones, pero no las pensamos a fondo porque emocionalmente estamos muy comprometidos.

Un error común cuando dejamos un ser querido en manos de un cuidador, un conocido o alguien que creamos que sea de confianza, es pensar que nunca serían capaces de hacerles daño. Sin embargo, se puede hacer daño de diferentes maneras. Estamos acostumbrados a ver el abuso en maneras tangibles, como la violencia física. Lamentablemente el abuso puede manifestarse de formas más sutiles e insidiosas tales como la coerción, extorsión o explotación financiera.

Si el primer pensamiento que viene a tu mente es que "eso nunca le va a pasar a mi familia," te insto a dar un paso atrás y reconsiderar esa postura tan certera. La idea de que tu familia está exenta o inmune a estos abusos es precisamente lo que puede llevarte a ti y a tus familiares a convertirse en víctimas.

En el caso de la explotación financiera, esta se define como el uso inadecuado de los fondos, propiedades y recursos de otra persona. Estos crímenes muchas veces los cometen quienes menos pensamos: aquellos que hemos invitado a nuestra vida y en quienes confiamos absolutamente. Sin embargo, estos crímenes también pueden cometerse por entidades externas tales como los profesionales de la salud, compañías de seguros, compañías privadas de servicio, abogados y lugares de cuido extendido.

¿Cómo sabemos si esto está pasando? Hay muchas señales… La persona puede comenzar a verse desmejorada, confundida, nerviosa o asustada. Puede que no recuerde haber solicitado un seguro o un servicio, y estar confundida. Otros síntomas incluyen el miedo a perder su casa o a ser intitucionalizada si no nombra a su cuidador como benefactor de sus bienes. Muchos de estos miedos surgen gracias a amenazas como "si no me ayudas te vas a quedar solo" o "te voy a enviar a un cuido si no cooperas". Estas amenazas obligan a la víctima a arrinconarse, haciéndola incapaz de denunciar al abusador ya sea porque se creyó la amenaza o por proteger la privacidad de la familia. Algunas acciones maliciosas que pueden ayudarte a identificar a un extorsionista son: falsificación de firmas, el alegar que son los tutores legales de la persona sin las pruebas adecuadas, y el uso del dinero de la pensión de la víctima para gastos personales.

Es importante educar tus familiares sobre las muchas formas de extorsión que existen. Hay casos donde la persona nota que le faltan fondos en su cuenta de banco, cheques donde la firma no es correcta, que sus estados de cuenta dejen de llegar a la dirección postal, cambios sorpresivos en su testamento, transferencias o retiros no autorizados, y cierres de cuentas bancarias sin razón. Además, hay que verificar las cuentas de inversiones y el informe de crédito periódicamente.

Para prevenir estos actos delictivos debes aconsejarles que nunca den la información de sus tarjetas de crédito o cuentas bancarias a ningún extraño, nunca hacer cheques a "efectivo", y asegurar que todos sus beneficios de pensión o por incapacidad sean depositados directamente al banco.

Si sospechas de alguien o sabes de alguien que esté pasando por esta situación, por favor repórtalo a las agencias de ley y orden. También puedes acudir a profesionales privados que te ayuden a recolectar la información necesaria para llevar el caso a los canales de gobierno apropiados. Así puedes evitarle a tu familia malos ratos, pero además puedes ayudar a otros para que no sean víctimas de estos abusadores.

Fernando Fernández, PI, BAI, CCDI, CDRS, CII, CAS, CHS-II
Presidente - Covert Intelligence, LLC

Fernando Fernández se dedica a la investigación privada en el Caribe desde hace más de 10 años con su compañía Covert Intelligence, LLC.

Recursos prácticos

AARP Member Card

¡ÚNETE A AARP HOY!

Únete por solo $16 al año

  • AARP lucha por tus derechos y por los beneficios que te has ganado, como el Seguro Social y Medicare
  • Información, recursos y publicaciones gratuitas
  • Acceso a planes de salud y seguros
  • Ahorros diarios para ti y tu familia
Únete ahora