Portal de Recursos y Servicios

Superando juntos la soledad

Lydia Figueroa Cuevas, MS, MBA

Directora Enlace Comunitario, División de Mercadeo y Comunicaciones, Triple-S Management

A diario vemos cómo la vida vertiginosamente nos lleva a invisibilizar problemas sociales y de salud que cuando quedan destapados, ya representan un problema grave de salud pública. Este es el caso de la soledad y el aislamiento social no solo en Puerto Rico, sino a nivel mundial. Es común ver cómo los adultos mayores viven en condiciones precarias de salud en muchas instancias, porque enfrentan factores como vivir solos, pérdida de familiares y amigos, tener condiciones crónicas de salud y la falta de recursos económicos. Esto los lleva a un fuerte sentido de soledad que en el silencio adelanta el paso a la muerte en un 26% y que catapulta en un 50% las demencias, ensordece y encrudece la desconexión a servicios, el incremento en costos de salud pública, los problemas de salud mental y sobre todo, limita a vivir una vida larga y saludable.

Estudios de la Dra. Julianne Holt Lungstand, experta mundial en el tema de soledad y aislamiento social, muestran el impacto en la salud física y mental del individuo, y establece que las conexiones sociales son de vital importancia, ya que añaden a la sensación de bienestar, salud, seguridad comunitaria, resiliencia y prosperidad de los individuos. Las personas que tienen fuertes lazos emocionales son más felices, saludables, viven más y mejor.

Identificar las dimensiones de la soledad puede ayudar a manejar el sentimiento de conexión social desde una perspectiva positiva y tomar acción asertiva cuando sea necesario. Estas dimensiones nos llevan a evaluar los vínculos sociales desde tres vertientes:

  • Dimensión estructural, evaluar la existencia de interconexiones en nuestras relaciones sociales y cuáles son nuestros roles en relaciones de pareja, redes sociales, integración social, vivir solo o estar aislados.
  • Dimensión funcional, es la manera en percibimos nuestras relaciones sociales desde el apoyo que recibimos, la percepción de soledad y de recursos de apoyos.
  • Calidad, nuestra percepción de la calidad de las relaciones, como por ejemplo, un buen matrimonio, amistades y la inclusión o exclusión que tengamos en círculos sociales.

Para superar juntos la soledad debemos atenderla como un problema urgente que afecta a todo el país y, considerando que la población de Puerto Rico ha ido envejeciendo a paso veloz, apremia tener un marco de intervención social. La Encuesta sobre la Comunidad de Puerto Rico del Censo para el período del 2017 al 2021 detectó que de 703,925 adultos mayores de 65 años que viven en la isla hay 175,328 o lo equivalente a un 14.7% que viven solos. Es imperativo que se generen espacios de conexión social y estructuras de vida que faciliten establecer relaciones sociales de calidad para promover vidas largas y saludables.

De esta manera, hay varios pilares establecidos por el Modelo para establecer una Estrategia Nacional para la Conexión Social de la Oficina del Dr. Vivek Murthy, cirujano general de Estados Unidos. Estos pilares promueven:

  1. Fortalecer la infraestructura en las comunidades: diseñar ambientes que promuevan la conexión social, establecer programas e invertir en iniciativas que conecten a las personas para estar juntas.
  2. Adoptar política pública que incentive las políticas de conexión social y que sea un esfuerzo entre las diferentes agencias de gobierno y comunidad.
  3. Movilizar al sector de salud: adiestrar a los proveedores médicos, evaluar y apoyar a las personas solas y desarrollar sistemas de vigilancia e intervención en el tema.
  4. Profundizar en el conocimiento del tema: invertir en investigación, aumentar el conocimiento y entendimiento público sobre el tema y establecer una agenda de país.
  5. Construir una cultura de conexión social: promover valores de respeto e inclusión, servicio y comunidad, desarrollar modelos y expandir la conversación sobre la importancia de la conexión social en las escuelas, escenarios de trabajo, salud y comunidades.

Necesitamos apoyarnos y hacer sentir a otros aceptados, incluidos y conectados. Sin estos lazos es natural que nos sintamos frustrados, solos y enfermos. La salud es una travesía de cuidados y relaciones que se generan durante toda la vida y que están condicionadas por las dimensiones sociales de la soledad. Por tal razón, debemos enfocarnos en superar la soledad juntos atendiendo nuestra individualidad, nuestra familia y las estructuras sociales. Solo así podremos tener vidas largas y saludables.

Recursos prácticos

Photo of Memorial Day AARP Membership Sale.