Portal de Recursos y Servicios

El “mindfulness” como herramienta para el cuidador

por Lily García

“Hay solamente cuatro tipos de personas en el mundo: aquellos que han sido cuidadores, aquellos que son actualmente cuidadores, aquellos que serán cuidadores y aquellos que necesitarán de cuidadores.” Rosalyn Carter Ex Primera Dama EU

Si estas palabras son ciertas, entonces todos vamos a, inevitablemente, convertirnos en cuidadores en algún momento en nuestras vidas. Y es muy posible que también lleguemos a necesitar de alguien que nos cuide ya sea por un periodo corto o prolongado.

Algunas de las emociones más comúnmente identificadas por cuidadores son, por un lado, el sentido de compasión, lealtad y responsabilidad, y por el otro, el cansancio, el coraje y la culpa. La tarea de cuidar de otros y velar por su bienestar a largo plazo nos puede abrir a una montaña rusa de sentimientos que pueden terminar empujándonos hacia un peligroso desbalance emocional.

Y es en ese momento que la práctica del “mindfulness” o la presencia mental se convierte en una herramienta poderosa para alcanzar la estabilidad emocional. Los seres humanos vivimos casi siempre o en el futuro (pensando en lo que pudiese ocurrir), o en el pasado (agarrados de lo que pudo haber sido). Vivir en el futuro siempre va a causarnos ansiedad. Vivir en el pasado siempre va a generar tristeza.

Es viviendo en el presente que podemos respirar el momento, reconocer nuestras emociones, y detenernos cuando sabemos que necesitamos un espacio. Comparto algunas recomendaciones para poder practicar el “mindfulness” y, en el proceso, aprender a escuchar nuestras mentes y reconocer tus emociones.

  1. Busca espacios en el día para practicar la respiración abdominal (esa que nos ayuda a relajarnos), meditar en silencio, o escuchar alguna visualización dirigida. Aunque sea por pocos minutos, esos pequeños respiros funcionan. Con esta práctica vas observando tu mente y los pensamientos que te causan ansiedad. (Te recomiendo la aplicación que desarrollé para los celulares que se llama “Respira con Lily” y que puedes descargar desde el APP Store o Google Play).
  2. Detente cuando sientas que una emoción te agobia, respira, y retírate antes de decir o hacer algo de lo cual te puedas arrepentir. Ese ser que estás cuidando muchas veces no es responsable de sus acciones. Pero tú sí lo eres de las tuyas.
  3. Reconoce cuando el orgullo o el deseo de control te están impidiendo pedir o buscar ayuda. Muchos cuidadores podrían tener más tiempo para ellos o ellas, pero no buscan alternativas porque entienden que “nadie lo cuida como yo”. Cuidado con eso.
  4. Celebra cada logro que tengas, por más pequeño que te parezca, en vez de culparte por lo que no puedes hacer.

Pueden contactar a Lily García para charlas o citas de coaching a través de sus redes: Lily Garcia Fan Page en Facebook; lilygarciacatala en Instagram; www.lilygarcia.net o llamando al (787)234-6906

Recursos prácticos

Photo of Memorial Day AARP Membership Sale.